img_container
11 Dic

PROGRAMA NUTRICIONAL DE LA UNIVERSIDAD CEU EN VALENCIA

Fecha : 11 de Diciembre del 2018 Categoría : Noticias
En la actualidad 50 niños y niñas reciben educación y alimentación saludable en la Eco School. Muchos de ellos solamente comen en la escuela y en sus hogares no tienen acceso a la alimentación.

Por este motivo, nos hemos volcado en conseguir mejorarla y que tengan todos los nutrientes necesarios para su desarrollo físico y mental. Empezamos el día con un desayuno saludable con fruta, cereales, leche y unas barritas energéticas caseras hechas con moringa dátiles, plátano etc. Este proyecto que estamos llevando a cabo es posible gracias a los socios y socias de One Day Yes que contribuyen mensualmente y garantizan la educación y alimentación y, también gracias al programa nutricional desarrollado por la Universidad CEU en Valencia.

Desde que One Day Yes, empezó a apoyar a la escuelita Twahukuru, enseguida nos dimos cuenta que uno de los temas a tratar era la comida. Los niños en ese momento eran 17 y solo recibían una comida al día. Esta comida solía ser ugali o arroz con judías. Enseguida introdujimos fruta y verdura diaria, pero hasta que no empezamos con nuestro "PROGRAMA DE NUTRICIÓN" liderado por Dolores Silvestre, profesora de Nutrición de la Universidad CEU de Valencia, y Anna Rubini, nutricionista, no fuimos conscientes de las necesidades reales que tenían las niñas y niños. Además de la importancia evidente de no pasar hambre, la alimentación influye en el desarrollo cognitivo de los niños. La adecuada alimentación de los niños es extremadamente importante porque va a determinar su crecimiento, tanto físico como intelectual. Asegurar el aporte de energía les da la fuerza para aprovechar con ilusión cada día; las proteínas y los minerales capaces de impulsar su crecimiento y el fortalecimiento de su sistema inmunitario; las grasas tan esenciales para el desarrollo cognitivo y, con él, de su capacidad de aprendizaje tan fundamental para afrontar su complicado futuro.

El proyecto ha consistido en planificar una dieta en la escuela capaz de cubrir las necesidades nutricionales básicas de todos estos niños y niñas, para quienes en ocasiones la comida de la escuela es la única que toman en todo el día. Los platos que se proponen están basados en las costumbres alimentarias de esa población, con sus propios alimentos y recursos; adaptadas hasta garantizar las recomendaciones de la OMS para la población infantil. Los viajes de Anna y Loles al terreno y la colaboración absoluta del equipo local, ha permitido desde Valencia estudiar la situación de partida, detectar las carencias y los puntos de riesgo de la alimentación inicial e ir introduciendo los cambios necesarios hasta las propuestas finales. La dieta actual asegura cubrir el 75% de las necesidades básicas de los niños/as, 25% en el desayuno y el 50% en la comida. Cuidando, no solo la energía, proteínas y lípidos, sino también minerales y vitaminas, causantes de enfermedades tan limitantes como anemia o ceguera. 

El resultado ha sido el desarrollo de un recetario, con ocho comidas de medio día y tres desayunos, con ingredientes, detallado proceso de elaboración y consejos dirigidos a su seguridad alimentaria y máximo aprovechamiento nutricional; estos platos se integran en propuestas de menú semanal que los propios responsables de la cocina elaboran, en base a la situación de cada momento, ya que los precios de los alimentos fluctúan mucho.

Ahora los alumnos y alumnas toman leche a diario, aceite en todas sus comidas, frutas y hortalizas como ingredientes básicos de todos los platos, huevos dos veces por semana, carne o pescado una vez por semana.

Porque un día los sueños se cumplen

COLABORA